Preguntas Más Frecuentes – Estándar de Plástico

At modern recycling plant. Separate garbage collection. Workers sorting trash to be processed. Trash sorting. Background
1.¿Qué es la Iniciativa 3R?

La Iniciativa 3R (Reducir, Recuperar, Reciclar) agrupa empresas y ONG comprometidas con la eliminación de los residuos plásticos en su totalidad. 3RI (como también se le conoce) acelera el liderazgo de las empresas al reducir los residuos plásticos mediante acciones internas y en sus cadenas de suministro, y apoya proyectos de recolección y/o reciclaje para mitigar los desechos que no se pueden abordar directamente. En consecuencia, sus miembros conceptualizaron un estándar para la generación de créditos de plástico y apoyaron el desarrollo del Plastic Waste Reduction Standard de Verra. El 3RI también ayudó a conceptualizar y desarrollar las Directrices para la gestión corporativa del plástico. Visite el sitio web de la Iniciativa 3R para obtener más información.

2. ¿Cuáles son las Directrices para la gestión corporativa del plástico?
Las Directrices son el primer marco que abarca de forma integrada las mejores prácticas para la contabilidad estandarizada y el reporte de las huellas de plástico, métodos de mitigación de las huellas y compromisos para reducir los residuos plásticos y lograr la circularidad. Las Directrices fueron desarrolladas por 3RI, South Pole, Quantis y EA. Para obtener más información, visite el sitio web de la Iniciativa 3R.
3. ¿Qué es el Plastic Waste Reduction Standard (Estándar de Plástico)?

El Estándar de Plástico establece los requisitos que deben cumplir los proyectos de recolección y reciclaje, bien sean nuevos o ampliados, que buscan cuantificar su impacto de una manera fiable, transparente y consistente para generar créditos de plástico. Los proyectos deben dar cuenta del cumplimiento de estrictos requerimientos, incluyendo las salvaguardas sociales y ambientales. Asimismo, los créditos se emiten dependiendo de la cantidad adicional de residuos plásticos que han sido recolectados del medio ambiente y gestionados de manera responsable (por ejemplo, siendo reciclados, depositados en vertederos o incinerados para la recuperación de energía) o de la cantidad de material reciclado que supere las tasas de reciclaje de una línea base.

Cualquier empresa que busque mitigar su huella de plástico más allá de su propia cadena de valor puede adquirir créditos de plástico. Los ingresos obtenidos por las ventas de los créditos permiten que los proyectos continúen o amplíen sus actividades de recolección y/o reciclaje.

4.¿Cuál es la propuesta de valor del Estándar de Plástico?

El Estándar de Plástico ayudará a crear una economía más circular en la que participen empresas, ONG, gobiernos, empresas de reciclaje, inversionistas en infraestructura, empresas de energía y recicladores.

Incentivará la adicionalidad de la recolección y el reciclaje de residuos plásticos; mejorará las condiciones de trabajo, la seguridad y los medios de vida de los recicladores, recolectores y clasificadores; y estimulará la reducción de la cantidad de plástico virgen utilizado en las cadenas de valor de las empresas. En última instancia, el Estándar de Plástico aumentará la transparencia y uniformidad en la contabilidad de las actividades de recolección y reciclaje de residuos plásticos.

El Estándar de Plástico puede beneficiar a los gobiernos al incentivar la inversión y acción voluntarias en proyectos de recolección y reciclaje, bien sean nuevos o ampliados, con el fin de satisfacer o complementar las necesidades de gestión de desechos municipales y regionales. También permite a los reguladores incorporar proyectos que utilizan el Estándar de Plástico en sus esquemas de Responsabilidad Extendida del Productor y poner en marcha programas conformados por un conjunto de proyectos de alto desempeño.

5.¿Quién gestiona el Estándar de Plástico?
Verra es el propietario y operador del Estándar de Plástico.
6.¿Qué se puede acreditar ante el Estándar de Plástico?

Proyectos que aumenten considerablemente la recolección y/o el reciclaje de residuos plásticos, por encima de las tasas de una cierta línea base. Las actividades acreditables incluyen, entre otras, la recolección comunitaria de residuos del medio ambiente, recolección y clasificación de residuos plásticos reciclables, desarrollo de infraestructura nueva o ampliada para la recolección de residuos y desarrollo de infraestructura nueva o ampliada para el reciclaje.

La mayoría de las actividades de recolección aceptadas por el Estándar de Plástico se ubicarán en economías que dependen de la gestión “informal” de residuos, y será obligatorio para los proyectos de recolección garantizar la participación inclusiva y beneficiosa de las comunidades locales de recicladores.

7. ¿Cómo se benefician los recicladores del Estándar de Plástico?
Los recicladores y otros recolectores informales pueden generar créditos de plástico (créditos de recolección de residuos y créditos de reciclaje de residuos) al aumentar la cantidad de desechos recolectados y clasificados para su reciclaje. La venta de estos créditos de plástico (por ejemplo, por parte de individuos o cooperativas) proporciona ingresos adicionales para los recolectores, pudiendo ayudar a establecer y profesionalizar empresas sociales que brinden las materias primas necesarias a los procesadores de reciclaje. Además, el Estándar de Plástico incluye salvaguardas sociales y ambientales para garantizar que todos los recicladores o recolectores de residuos participantes tengan condiciones de trabajo seguras y mejores medios de vida.
Igualmente, los créditos de plástico asociados a proyectos que generan beneficios sociales (por ejemplo, aumento de salarios, ambientes seguros de trabajo y acceso a la educación) para los recicladores y otras comunidades marginadas o vulnerables pueden atribuirse dichos impactos positivos. Esto permite a los compradores de créditos de plástico identificar y priorizar proyectos con un valor social excepcional si así lo desean, aumentando el flujo de fondos para las comunidades respectivas.
8.¿Qué es un crédito de plástico? ¿Cómo los utilizarán las empresas?
Un crédito representa una tonelada de residuos plásticos recolectada o reciclada y certificada por el Estándar de Plástico. Estos créditos se venden a empresas que han hecho todo lo posible para reducir la huella de plástico en sus operaciones y el dinero se utiliza para invertir en proyectos que ayudan a recolectar y reciclar residuos plásticos para reducir su huella aun más. Los proyectos deben cumplir con estrictos requerimientos, incluyendo las salvaguardas sociales y ambientales. Asimismo, los créditos se emiten dependiendo de la cantidad adicional de residuos plásticos que han sido recolectados del medio ambiente y gestionados de manera responsable (por ejemplo, siendo reciclados, depositados en vertederos o incinerados para la recuperación de energía) o de la cantidad de material reciclado que supere las tasas de reciclaje de una línea base.
9. ¿Cómo se acreditan los diferentes tipos de esfuerzos de recolección y reciclaje de residuos de plástico?
Se pueden verificar dos tipos de créditos ante el Estándar de Plástico. En el primero, se otorga un crédito de recolección de residuos por la cantidad adicional de desechos plásticos recolectados del medio ambiente y gestionados de manera responsable (por ejemplo, al haber sido reciclados, depositados en vertederos o incinerados para la recuperación de energía). Por otro lado, se otorga un crédito de reciclaje de residuos por cualquier residuo plástico reciclado que supere la tasa de reciclaje de la línea base. Los créditos de plástico se emiten con un número de serie que identifica y designa el tipo de material recolectado (cuando sea posible) o reciclado.
10.¿Existen límites geográficos para el desarrollo de los proyectos?
La recolección y el reciclaje de residuos plásticos se contabiliza y/o acredita de la misma forma, independientemente de dónde se ubique el proyecto. Se invita a las empresas a comprar créditos de plástico provenientes de proyectos ubicados en sus regiones o mercados de producción clave, vinculándose al lugar donde se está produciendo la fuga de plástico o donde existe un mayor potencial de reducción de residuos y/o estableciendo modelos transformadores de economía circular. Los créditos de plástico tienen un identificador geográfico como parte de su número de serie.
11. ¿Cuánto cuesta/cuál es el precio de un crédito de plástico? ¿Se pueden adquirir diferentes tipos de créditos?

El precio de los créditos de plástico variará según las características del proyecto a partir del cual son emitidos (por ejemplo, dependiendo de si es de recolección o reciclaje, su ubicación, el tipo de material y los impactos sociales). Un crédito representa una tonelada de residuos plásticos recogida o reciclada. Hemos visto estimaciones iniciales del precio del crédito que oscilan entre $200 y $800 por tonelada.

Los créditos de plástico pueden recibir etiquetas o certificaciones adicionales, por ejemplo, de los cobeneficios sociales y ambientales del proyecto (al producir un aumento de salarios o la reducción de la contaminación marina, entre otros). En algunos mercados, las certificaciones adicionales suelen aumentar el valor del crédito.

12. ¿Cómo se asegura el sistema de que solo se acrediten las actividades nuevas o adicionales del proyecto?
El Estándar de Plástico incluye metodologías para la recolección y el reciclaje de residuos plásticos, así como procedimientos para demostrar que solo se acreditan las actividades nuevas o adicionales y cuantificar la línea base del proyecto de forma creíble. Las líneas base deben ajustarse periódicamente (por ejemplo, cada siete años, durante la renovación del período de generación de créditos) para reflejar las nuevas y mayores tasas de recolección y reciclaje en la región, elevando el umbral para la futura emisión de créditos de plástico.
13. ¿Quién puede utilizar los créditos de recolección de residuos y los créditos de reciclaje de residuos?

Se espera que las empresas que buscan mitigar aquellas partes de sus huellas de plástico que no se pueden abordar mediante acciones directas (internas y en la cadena de suministro) sean los principales compradores de créditos de plástico. Si así lo desean, las empresas pueden invertir en proyectos externos y/o comprar y retirar volúmenes suficientes de créditos para lograr sus compromisos de gestión del plástico.

El Estándar de Plástico se puede utilizar para cuantificar de forma transparente y creíble los beneficios de la reducción de residuos y permitir comparaciones estandarizadas sobre los impactos de los proyectos. Por lo tanto, incluso las empresas que no estén interesadas en adquirir créditos pueden utilizar el Estándar de Plástico para evaluar la calidad, efectividad y valor social/salvaguardas de los proyectos que están desarrollando o apoyando.

14. ¿Qué tipo de declaraciones pueden hacer las empresas sobre los créditos de plástico?

Si los compromisos y las declaraciones de una empresa sobre su gestión del plástico no son explícitos, claros y verificables de forma independiente, representan un riesgo reputacional. En la actualidad, se utiliza una amplia variedad de términos relacionados con la gestión corporativa del plástico, como “neutral en plástico” y “uno dentro, uno fuera”, y muchos otros evolucionarán con el tiempo. Más allá de los compromisos, la transparencia de los conceptos utilizados en cualquier declaración resulta crucial para comunicar el liderazgo de una empresa de manera fiable.

Las empresas pueden retirar los créditos que han sido verificados según las reglas y los requerimientos del Estándar de Plástico, de modo que les sea posible compensar las partes de sus fugas de plástico que aún no se pueden remover, demostrando un progreso hacia el logro de compromisos de reducción de residuos. Las Directrices establecen tres compromisos relacionados con los residuos y la circularidad a la que pueden contribuir los créditos de recolección de residuos y los créditos de reducción de residuos: fugas netas de plástico cero, 100% reciclado neto al final de la vida útil y plástico circular neto.

15. ¿Cómo se relaciona el Estándar de Plástico con los esquemas de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) existentes y emergentes?
El Estándar de Plástico puede ayudar a impulsar los esquemas de REP mediante proyectos probados de reducción de residuos y un marco sólido para evaluar diversas iniciativas o actividades. Los reguladores podrían ofrecer a las empresas sujetas a los requisitos de REP la posibilidad de usar créditos de plástico en lugar de pagar tarifas vigentes, proporcionando una transferencia eficiente y directa de recursos de las entidades cubiertas a proyectos que ayudan a recolectar y reciclar residuos plásticos y reducen la carga administrativa del gobierno. Este modelo propuesto es análogo al utilizado por algunos reguladores nacionales (como Colombia y Sudáfrica), de acuerdo con el cual se permite a las empresas cubiertas entregar unidades certificadas ante el Programa Verified Carbon Standard (Unidades Verificadas de Carbono –VCU–) en lugar de pagar un impuesto al carbono.
16. ¿Es la generación de créditos de plástico una solución a corto plazo?
Los créditos de plástico pueden respaldar de manera eficiente y efectiva el cumplimiento, a largo plazo, de los compromisos y las obligaciones de reducción de residuos. A corto plazo, la generación de créditos de plástico ayudará a los líderes corporativos a reducir las posibles externalidades negativas asociadas a sus huellas de plástico y a catalizar la inversión en nuevos esfuerzos de recolección y reciclaje de residuos. A largo plazo, incluso a pesar de tomar acciones radicales internas y en las cadenas de suministro, las empresas tendrán algunas fugas de plástico incontrolables que estos créditos podrían mitigar. El mecanismo evolucionará con el tiempo, pues se utilizará para cumplir con compromisos voluntarios a corto plazo y finalmente podría institucionalizarse, incluso en sistemas regulatorios.
17. ¿Cuáles son las similitudes entre los créditos de plástico y los créditos de carbono?
De manera similar al papel que juegan los créditos de carbono, la generación de créditos de plástico catalizará y respaldará los compromisos voluntarios de reducción de los residuos y la contaminación mediante acciones internas y en la cadena de suministro de las empresas. Para ello, se hará uso del mecanismo de mercado que permite mitigar la porción de la huella de plástico de una empresa que no puede ser abordada directamente.
Un crédito de plástico es como un crédito de carbono, en tanto puede ser comprado por empresas que han hecho todo lo posible para reducir la huella de plástico en sus operaciones y el dinero se utiliza para invertir en proyectos que ayudan a recolectar y reciclar residuos, mitigando aun más dicha huella. Los proyectos deben cumplir con estrictos estándares y los créditos se certifican en función de los volúmenes adicionales de residuos plásticos que han sido recolectados del medio ambiente y gestionados de manera responsable (por ejemplo, al ser reciclados, depositados en vertederos o incinerados para la recuperación de energía) o de la cantidad de material reciclado que supere las tasas de reciclaje de una línea base.
18. ¿Las Directrices para la gestión corporativa del plástico promueven acciones directas para que las empresas reduzcan sus huellas de plástico?

Sí. Las Directrices animan a las empresas a evaluar sus huellas de plástico e implementar actividades para reducirla dentro de su cadena de valor, como primera prioridad. Únicamente luego de haber identificado oportunidades para implementar acciones directas, una empresa podrá utilizar créditos de plástico para compensar su fuga inevitable de plástico.

Esta priorización ayuda a las empresas a tomar medidas significativas para reducir el impacto ambiental de sus envases, incluyendo la reducción total del uso de plástico y del potencial de desperdicio mediante el rediseño y el uso de contenido reciclado cuando no se puede prescindir del plástico. También permite a las empresas asumir la plena responsabilidad de los residuos plásticos que no pueden eliminar mediante la compra de créditos de plástico. Idealmente, estos deberían coincidir con el tipo de material y la ubicación geográfica de donde proviene la fuga de plástico de la empresa.

19.¿Cómo abordan las Directrices y el Estándar de Plástico las posibles preocupaciones de los grupos de interés sobre el riesgo de marketing verde engañoso (greenwashing)?

El greenwashing ocurre cuando una empresa presenta información errada o acciones ineficaces para crear una imagen pública ambiental positiva. Las Directrices pueden utilizarse para contabilizar, evaluar y reportar de forma transparente la eficacia de las acciones de reducción de residuos y cualquier declaración asociada que hagan las empresas con respecto a la mitigación de sus huellas de plástico.

Las Directrices son el fundamento de las declaraciones de reducción de residuos que puedan hacer las empresas, ya que proporcionan reglas para la contabilidad sólida de sus huellas de plástico, definen la forma en que estas deben reducirse drásticamente (por ejemplo, mediante contenido reciclado/reciclable e inversiones en la cadena de valor) y establecen cuándo y cómo los créditos de plástico pueden ser utilizados para mitigar de manera fiable posibles aquellas fugas que las empresas no pueden abordar por sí mismas.

El Estándar de Plástico asegura que los proyectos solo sean acreditados en la medida en que generen un aumento verificable en la recolección o el reciclaje de residuos plásticos, el cual no se habría producido sin los ingresos por la compra de los créditos. La Guía del Programa de Plástico establece los requerimientos para hacer declaraciones sobre proyectos que utilizan el Estándar de Plástico y los créditos de plástico verificados ante este programa.

20.¿Cómo se relacionan el Estándar de Plástico y las Directrices con otras iniciativas similares?

El Estándar de Plástico es el único estándar que exige que los créditos solo representen la adicionalidad de la actividad de recolección y reciclaje de residuos plásticos (es decir, que vaya más allá del escenario típico). Otros estándares no demandan la adicionalidad o certifican/emiten créditos por el material (por ejemplo, contenido reciclado o plástico con destino al océano). En su mayoría, las organizaciones que actualmente acreditan la actividad de recolección o reciclaje planean utilizar el Estándar de Plástico una vez este sea lanzado.

El Estándar de Plástico fue desarrollado con el apoyo de un Comité de Desarrollo, el cual está conformado por organizaciones con proyectos existentes, como Plastic Bank, rePurpose y Project STOP, así como otras que trabajan directamente con empresas (Lonely Whale) y empresas que están comprometidas en numerosas iniciativas de este tipo (Dow, Mars). Por medio de este comité y los proyectos piloto de 3RI, estamos viendo cómo actividades de campo y marcas globales se unen en torno al Estándar de Plástico al reconocer en este una certificación internacional confiable y sólida.

Las Directrices son el primer marco integrado que incorpora las mejores prácticas para alcanzar y reportar los objetivos de recolección y reciclaje de plástico. La 3RI, EA, South Pole y Quantis se refirieron al Plastic Leak Project como el marco de evaluación de fugas de plástico más avanzado. ReSource, la iniciativa de plástico de WWF y el trabajo de, entre otros, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la Fundación Ellen MacArthur, El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible apoyarán el desarrollo de las Directrices.

Other Programs

Initiative for Climate Action Transparency

Supporting countries around the world in the evaluation of the climate, sustainable development and transformational impacts of their policies and actions 

Learn More >
Photo: Darren Centofanti

Climate, Community & Biodiversity Standards

Supporting land use projects in addressing climate change, supporting local communities and smallholders and conserving biodiversity

Learn More >

Jurisdictional and Nested REDD+ (JNR)

Driving private investment in REDD+ at multiple scales

Learn More >